Última Milla Tecnológica

 
moto.png

Chazki, la startup peruana de servicios de entrega enfocada en la industria del e-commerce y retail, se alista para convertirse en un jugador líder en envíos B2B en la región.
Para ello, la compañía ha salido en busca de una inversión de serie A que asciende a US$ 10 millones.

 

Por Natalia Vera, Lima.
AMÉRICA ECONOMÍA N° 129, Febrero 2019.

Para Gonzalo Begazo, el tiempo de entrega de un producto es clave para que el cliente obtenga una excelente experiencia de compra online . Era 2014 cuando el incipiente comercio electrónico peruano se abría camino y las plataformas de venta funcionaban bien. El único inconveniente eran los periodos de entrega que podían tomar hasta siete días. “Eso nos parecía mucho tiempo”, dice Begazo, quien siempre tenía como referente al gigante del e-commerce global Amazon, que, de la mano del servicio postal de Estados Unidos puede entregar cualquier producto el mismo día de haber sido adquirido en la web, si es que el usuario así lo requiere.

“Tuvimos un acercamiento con Amazon cuando se iban a instalar en México y nos dijeron que aún no tenían un proveedor que les ofreciera el servicio prime (entrega en 24 horas). Entonces nosotros definimos que ese es el estándar global de delivery al que debíamos apuntar, entregar en 24 horas con trazabilidad total para que uno pueda saber dónde está su paquete”, dice Gonzalo Begazo.

Es así que nace Chazki, una startup tecnológica especializada en servicios de entrega de bienes de comercio electrónico y retail . “En ese entonces vimos que en el Perú, Colombia, Argentina y México ninguna empresa hacía entregas en menos de 24 horas”, dice Gonzalo Begazo, cofundador de la plataforma. “Esa fue la principal razón que hizo que naciera Chazki en 2015. Nos enfocamos en herramientas y tecnología porque necesitamos trazabilidad con mapas en tiempo real para dar una buena experiencia al usuario, pero también herramientas de cálculo de rutas y entrega eficiente de envíos dentro de la ciudad. Nos consideramos una empresa de tecnología que trabaja en logística. El uso intensivo de tecnología es clave en una ciudad donde hay direcciones muy difíciles de encontrar. Usamos herramientas de machine learning en estos casos, que nos permiten utilizar las direcciones donde anteriormente entregamos algo para poder derivar dónde debería estar la siguiente dirección que no logramos encontrar fácilmente. Empezamos con el servicio de entrega en 24 horas”.

“Somos una empresa de la red Endeavor y, para levantar este capital, su apoyo será clave.”

A diferencia de otras plataformas o aplicaciones de delivery , Chazki solo trabaja con empresas. Su primer gran cliente en el Perú fue Platanitos y actualmente cuenta con servicios de entrega express (que asegura envíos en un máximo de tres horas) y el servicio de entrega programado, según el requerimiento del cliente final.

En 2016, tras un encuentro con Marcos Galperín, fundador de Mercado Libre en el evento tecnológico Punta Tech en Uruguay, decidieron expandirse a Argentina para ofrecer servicios de entrega a este unicornio latinoamericano. Hoy, cuentan con varios clientes que incluyen Groupon, Farmacity, Nespresso, Dolce Gusto, Dafiti, Winery, entre otros.

2018 fue un año clave para la compañía. Instalaron una operación en México y se convirtieron en el proveedor principal de Amazon para su servicio prime en Ciudad de México. “Nos sentimos muy orgullosos de haber logrado convencer a uno de los grandes jugadores de e-commerce del mundo como es Amazon”, dice Begazo. Además de Amazon, tienen otros clientes como Tandem y Steren.

 
“El uso intensivo de tecnología es clave en una ciudad donde hay direcciones muy difíciles de encontrar.”  - Gonzalo Begazo, CEO de Chazki.

“El uso intensivo de tecnología es clave en una ciudad donde hay direcciones muy difíciles de encontrar.”
- Gonzalo Begazo, CEO de Chazki.

 

Nuevas rutas
Si bien Chazki nació como una fuerza de distribución del e-commerce, hoy ha logrado ingresar al segmento retail, que viene apostando fuertemente por la omnicanalidad, como Falabella y Ripley, que son clientes suyos. “A través de nuestras herramientas trabajamos 24/7 podemos hacer envíos de logística o cross-docking, enviar un camión a Villa El Salvador, traerlo a un almacén intermedio en la ciudad y salir capilarmente con motos. Hacemos servicios de entre tiendas. Si se acabó el stock en una, podemos recoger otro stock en otra tienda cercana y llevarlo a donde el cliente final lo necesite en menos de una hora. Las tiendas de nuestros clientes se convierten en almacenes”, dice Begazo.

Además, prestan servicios de última milla a empresas de logística tradicionales que nos son muy eficientes en este tramo de la cadena de entrega. “Chazki puede ser una fuente de innovación y es ahí donde las corporaciones empiezan a trabajar con nosotros. Apoyamos a varias de estas compañías tanto en México como en el Perú y Argentina. Para también es una oportunidad porque podemos crecer con ellos”, dice.

 
Solo el 20% de conductores que postulan a la plataforma logra afiliarse.

Solo el 20% de conductores que postulan a la plataforma logra afiliarse.

 

Por lo pronto, Chazki busca su primera inversión clase A. El objetivo es captar US$ 10 millones. En 2020 la meta será ingresar a Brasil, específicamente a São Paulo. “Con ese dinero queremos convertirnos en 2020 en el jugador líder en envíos B2B en las compañías de ecommerce y retail . Somos una empresa de la red Endeavor y para levantar este capital su apoyo será clave. En el Perú ya somos líderes, en Argentina estamos en camino a serlo y en México tenemos competidores muy importantes”, dice Begazo.

En México, sus planes incluyen penetrar más en la capital e ingresar a Monterrey y Guadalajara. En su país de origen, por otro lado, el camino de Chazki ha tenido algunos reveses. Tras la llegada de jugadores globales de apps de delivery, lanzaron Chazki Food. No obstante, se dieron cuenta de que la dinámica es distinta a la desarrollada con el segmento corporativo. “Cerramos ese camino, pero se nos abrió otro muy interesante. Chazki Food ahora se ha reconvertido en un brazo de distribución a la cadena de restaurantes que necesita distribuir lo que ellos venden a través de sus propios canales de venta. Hacemos entregas a varios clientes que venden a través de sus call centers”, dice Begazo.

Eddy Prado