¿Por qué "Chazki"?

 
 
chazki.jpg
 

Por Ignacio Martinez, parte del #TeamChazki

"...si el Inca quería mandar algo a algún gobernador se lo decía al primer chasqui y luego a toda furia salía corriendo y sin parar andaba la legua y media y antes que llegase al otro alzaba la voz y decía que se apercibiese y empezaba a decir su embajada y a qué provincia iba dirigida de manera que en llegando sin tenerse salía otra porque a los que les cabía de correr velaban..."

El mundo de los incas
Laura González y Alicia Alonso

En Lima (Perú), uno puede disfrutar de buena comida y rica historia. Sin embargo, de camino a estas experiencias, uno puede verse enfrascado en una congestión vehicular que puede llevarlo al borde de la locura. No es un secreto: el tráfico colapsó hace varios años y la creciente demanda automovilística no le hace ningún favor.

En medio de todo, un vehículo parece desafiar el caos: la motocicleta. Pequeña y versátil, transita entre los automóviles y en espacios reducidos, ahorrando tiempo de forma significativa. Estas características fueron aprovechadas por Gonzalo Begazo y Luis Miguel Frisancho para crear un servicio de entrega de paquetes más inteligente: “Chazki”.

 
chaski.png
 

El nombre proviene de la historia peruana. El chasqui era un mensajero incaico que recorría cada extremo del imperio por largos caminos de piedra. Cada uno corría a toda velocidad un tramo corto específico. Luego, hacía una parada en un punto geográficamente estratégico: el “tambo”. Aquí podía descansar, cargar nuevas encomiendas o cederle el encargo a un nuevo chasqui. ¡La base de un sistema descentralizado!

Gonzalo y Luis Miguel trajeron este concepto a la actualidad y lo potenciaron con tecnología propia y un sistema de crowdsourcing. El resultado fue un servicio de entrega pensado y optimizado para resolver problemas típicamente latinoamericanos: tráfico, direcciones inubicables, poca información del mensajero, ansiedad durante largos tiempos de espera y caos en los sistemas tradicionales de mensajería.

 
Camioneta-y-moto.png
 

Desde el inicio, Chazki redujo los tiempos de espera de 7 días a 1 en promedio. Sin embargo, al poco tiempo, creó su servicio más ambicioso: “Express”, que permite que los usuarios reciban sus paquetes en un máximo de 3 horas efectuada la compra online. Esta propuesta resultó especialmente útil para los ecommerce y retail que operan en Latinoamérica. La propuesta resultó atractiva inclusive a la empresa de Jeff Bezos, que opera gran cantidad de sus pedidos en la Ciudad de México con Chazki.

Luego de 3 años, 150 mil rutas programadas y 2 millones de kilómetros recorridos; los chazkis pueden verse sorteando el tráfico en Lima, Buenos Aires y la Ciudad de México. Cada uno equipado con un aplicativo móvil que lo conecta con la central y con un sistema de tracking en tiempo real, dándole control y visibilidad a cada cliente. De cara al futuro, los ojos de Gonzalo y Luis Miguel están puestos llegar a otros días países, otrora, también incaicos: Chile y Colombia. Ya se encuentran ultimando detalles operativos, tecnológicos y económicos.

 
Ignacio Martinez